jueves, 10 de agosto de 2017

POESÍA VISUAL PODRIDA



Vuelvo a la visibilidad mediática con un anuncio: la creación de mi nueva cuenta en Instagram titulada, poesíavisual_podrida (It was food before) dedicada a capturar la belleza de los alimentos que dejaron de serlo; esos vegetales que se pudren en mi nevera a diario y que pasan a mejor vida o a mejor muerte, sin anunciarlo.

Hace tiempo que me persigue la putrefacción, no busco explicaciones, imagino que la vida del soltero está llena de cadáveres vegetales y frutícolas, ya que la compra del supermercado le obliga a uno, las más de las veces, a comprar los productos por kilos, y claro, no comemos por kilos, así pues muchos de mis alimentos fenecen sin haber sido catados.

Cada vez que me asomo a la nevera, hay una sorpresa, y esas muertes sorpresivas y decadentes han llegado a ser tan cotidianas que han empezado a gustarme, o al menos he llegado a apreciarlas. Empecé a fotografiar restos de comida y frutas podridas hace varios años, y ahora me doy cuenta de que se ha convertido en una constante en mi vida.

Mi amiga Sonia L. (gran crítica literaria y psicoanalista) dice que la putrefacción está relacionada con lo abyecto, y por ende, con la trasgresión de fronteras establecidas del Yo. A mi parecer, este fotografiar lo desechable tiene un rasgo de positivismo, es como si se convirtiera en la última mirada hacia lo que fue y ya no es; es un elogio a la mutación, al cambio y a la muerte. Lo que fue comida para humanos antes, ya ha dejado de serlo, y ahora es festín para insectos.

A su vez, esta fotografía de la podredumbre pretende ser una reflexión sobre la caducidad, ¿cuándo deja algo de ser comestible para nosotros? ¿por qué a veces lo que desechamos los humanos es comido por nuestras mascotas, perros, gatos…etc.? ¿dónde están los límites?

En cualquier caso, con mis fotografías podridas, intento dar un minuto más de vida a los alimentos putrefactos, dotándoles de un destello de popularidad y, por consiguiente, de inmortalidad, justo antes de ser engullidos por el cubo de la basura.


2 comentarios:

  1. Bravo por la poesía visual podrida. Aquí, un fiel seguidor per secula seculorum o al menos, hasta que yo mismo sea poesía visual podrida. Ciber-saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,queridísimo fan, que usted disfrute de la podredumbre 😊.

      Eliminar

Deja tu comentario :-)